lunes, 7 de abril de 2014

Encuentro bloguero con César Pérez Gellida

El jueves 20 de marzo tuve la gran suerte de poder participar en un encuentro con César Pérez Gellida y otros blogueros, a quienes (menos a Ismael, del blog Cajón de historias), ya conocía no solo virtualmente, si no que ya habíamos coincidido en otras presentaciones: Concha y Bea, del blog De lector a lector, Manuela de Entre mis libros y yo, Pedro de El búho entre libros y María del blog De todo un poco, que fue quien organizó el encuentro. También contamos con la presencia de Pilar, Patricia y Luis, de la Editorial Suma de Letras.


El encuentro fue en la librería La Central, en Callao, un sitio en el que nunca había estado, pero que me gustó mucho: Un lugar donde puedes comprar y leer libros, mientras te tomas un café, una cerveza, o lo que te apetezca. Lo único malo de ese día fue la música. No pude localizar su procedencia, pero el volumen excesivo dificultaba en ocasiones la conversación.

Como iba diciendo, fue un encuentro muy ameno, las horas se pasaron volando, y antes de darme cuenta, ya era la hora de irse.

Yo fui con mi libreta, con algunas preguntas que quería hacerle a César, dispuesta a tomar notas. Y luego solo apunté palabras sueltas, porque al final fue más una charla entre amigos que otra cosa.

Hablamos de tantas cosas... que me resulta difícil condensarlas en una entrada.

De lo primero que nos habló César fue de la portada, con esa cajita de música que sale desde el primer libro, y que en Consummatum est tiene cierta importancia. La fotografía es de su amigo Carlos de Francisco. En cuanto a lo que nos podemos encontrar en su interior, nos contó que los dos primeros tercios de la novela son un thriller de acción, y la evolución/desenlace de Dies irae, mientras que el último tercio es un thriller psicológico, con una atmósfera agobiante.

30 meses le ha llevado a César escribir la trilogía de Versos, Canciones y trocitos de carne, los seis primeros trabajando y robando tiempo al sueño, y el resto, a tiempo completo.

Nos confesó que, al contrario que otros escritores, él no tiene un guión prestablecido en el que sabe todo lo que va a pasar, si no que se deja llevar por los personajes, y que precisamente eso es lo que más le ha costado: la creación de los personas. Que el personaje de Augusto Ledesma fue el más fácil, pues consultó con un especialista sobre los sociópatas, y estos siempre van directos de A a B, pase lo que pase. En cambio, el más complicado fue Sancho, pues a lo largo de la trilogía sufre una evolución, y el Sancho de Memento mori no podía ser el mismo que el de Consummatum est.

También estuvimos hablando de la guerra de los Balcanes, de literatura (y de esos libros con final "trampa", con demasiadas vueltas de tuerca y que se sacan un as de la manga para hacer un final impactante pero incoherente), de música (y cómo "busca" en su memoria discográfica la canción perfecta para el capítulo o la escena que acaba de escribir), de sus magníficos prologistas y en especial de Lorenzo Silva, que es quien escribe el prólogo de Consummatum est, de refranes y de secadores. ¿De secadores? Sí, de secadores. Alguien le preguntó por ellos, y resulta que César tiene una pequeña manía a la hora de escribir: para desconectar del ruido y poder concentrarse, un día utilizó un secador, y ese ruido uniforme le ayudó. Así que siempre usa uno (con aire frío en verano y caliente en invierno), y tiene unos cuantos de reserva en su casa. 

En Consummatum est hay un personaje que, entre otras cosas, lo que más echa de menos de su ex pareja es ese ritual en el que él le secaba el pelo a ella, porque su novia odiaba los secadores. Esta escena me ha sacado una gran sonrisa, con ese guiño a su proceso de escribir.

Y hablando de guiños, hablamos de la posibilidad de que se hiciese una película de la trilogía. Y si es así, veríamos en la gran pantalla a César, porque, al igual que Hitckok, en las tres novelas César hace un cameo (en Consummatum est ni los más despitados podrán pasarlo por alto).

También nos habló de su siguiente proyecto, el cual espero que no tarde mucho en publicarse porque, tras terminar este fin de semana Consummatum est, estoy con mono de la prosa de César Pérez Gellida.


Muchas gracias a todos por la fantástica tarde que pasamos. Si queréis leer la crónica de los demás, id pinchando en los enlaces que os dejo debajo:

Ismael (no ha publicado la crónica, pero el protagonista de abril es César Pérez Gellida)

Mañana os traigo la reseña, de verdad que es magnífica, un cierre brillante para la trilogía.

PD. Os recuerdo que en el blog tengo activo el sorteo de un ejemplar dedicado de Consummatum est. Si quieres que sea tuyo, pincha aquí y lee las bases :) 

14 comentarios:

  1. Voy a esperar a la reseña, pero me llaman la atención estos libros. Lo que pasa es que ahora quiero descansar de trilogías. Los dejaré para más adelante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que suerte haber podido disfrutar de este encuentro.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante que tuvo que ser!Que suerte, besotes

    ResponderEliminar
  4. Que buena tarde. Hay que repetirla, sin duda. Muchas gracias por la mención a la reseña del encuentro. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Fue genial! Hay que repetir pronto. Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué suerte poder asistir a este tipo de encuentros, me hubiera encantado aunque aún no he leído ninguno pero los tengo pendientes
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Envidiaaaa que me dais, que Madrid me queda poco a mano y ese día, además, me era totalmente imposible.

    Mañana también sale del horno la reseña sobre Consummatum Est, que me ha encantado. Me ha gustado como ha resuleto César la trilogía sin tirar por lo más ostentoso o lo espectacular, y ajustándolo más a algo más realista.

    Curiosísima la anécdota del secador, por cierto :P

    Besines!

    ResponderEliminar
  8. Envidia que siento ahora mismo!!! Gracias por la crónica!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  9. Yo lo conocí aquí en Sevilla y es un tio muy majo se le ve que escribir es lo suyo y lo ha decubierto por casualidad jajajaja

    ResponderEliminar
  10. Ostras Teresa si te das un aire a César y todoo jejejee (que no lea esto Pedro). Qué buen rato echasteis... Besos

    ResponderEliminar
  11. hola, vaya que envidia, se ve que lo pasasteis bien, chao

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...