martes, 24 de junio de 2014

Los colores de una vida gris, de Pilar Muñoz Álamo





Título: Los colores de una vida gris
Autora: Pilar Muñoz Álamo 
Nacionalidad: España
Autoeditado, 2014
522 páginas.
ebook: 0,98 €
Formato físico no disponible





Argumento

Cinco amigas de elevado status social y económico deciden secundar el juego aberrante e inmoral propuesto por una de ellas en estado de embriaguez, en el que aflora con fuerza su más primitivo deseo de venganza. Sus vidas acomodadas y su carencia de escrúpulos, junto a diversas razones de índole personal, las incitan a continuar hasta el final, observando cómo el destino de una de ellas experimenta un giro radical que la aboca a un futuro de consecuencias imprevisibles colmado de obstáculos que nunca creyó tener que afrontar, y bajo la sombra de una amenaza cuyo origen desconoce. 
Un destino truncado para una mente vacía.
Una vida inmersa en un nuevo mundo gris.
¿O tal vez no?
Eso, además de ella, deberás decirlo TÚ.


Mi opinión

Llegué a esta novela porque mi padre se leyó el libro de relatos de la autora y le gustó mucho, así que cuando Lidia de Juntando más letras y Laky de Libros que hay que leer organizaron la lectura conjunta, no dudé en apuntarme. Y aunque la novela no era lo que esperaba, me ha gustado mucho. 

Los colores de una vida gris tiene tres partes. La primera se centra en la vida de cinco amigas, llenas de lujo y dinero, pero superficiales y vacías. La segunda, todo lo contrario, la protagonista principal tiene una vida llena de dificultades económicas, pero con amor, una auténtica amistad y un sentido de la vida hasta entonces inexistente. En la tercera parte, ambos mundo convergen y todas las piezas terminan de encajar. Pero volvamos al comienzo de la historia.

Al principio, te presentan a las cinco amigas con sus respectivos maridos, y en un primer momento no queda claro quién es quién, ni cuál es el marido de cada una. En más de una ocasión tuve que retroceder para aclárame porque, aunque no suelo confundirme y me quedo enseguida con los nombres de los personajes, esta vez me resultó un poco lioso (tal vez por presentarte te golpe demasiados personajes, en un principio muy parecidos). Y cuando por fin tuve claro quién era quién… mi padre me dijo que al final del libro hay un glosario con los personajes.

Así que ya sabéis, si alguno al empezar a leerlo se lía como yo, pues está muy bien conocer que al final hay una “chuleta” con los personajes a la que poder echar mano cuando sea necesario.

Los colores de una vida gris empieza con un prólogo contado en primera persona (que no sabemos quién es), en el que dice que se va a reunir con sus antiguas amigas para averiguar quién es el padre de su hija y quién lleva todos estos años amenazándola.

Después del prólogo, que te deja sabiendo querer más, retrocede unos años para empezar a contarnos la historia (esta vez en tercera persona), y sin que sepamos quién de las cinco amigas es la del principio.

Y el motivo por el que no sabe quién es su hija es porque todas ellas jugaron a una “ruleta”, que aunque sea de lo más rara y estrambótica, tienes que aceptar para poder continuar leyendo la historia. Creo que es una apuesta arriesgada, porque además, al principio es muy difícil conectar con las protagonistas. Yo por suerte no necesito empatizar con un personaje para meterme en la historia, y aunque sea extraño el juego en el que participan, para mí ha sido creíble. Lo menos verosímil han sido los motivos de Laura para participar, por muy cegado que esté alguien por el ansia de venganza, haciendo eso a la que más perjudica es a sí misma y al bebé que nacería (no digo mucho más para no hacer spoiler).

Y llegamos a la segunda parte. La historia mejora, es más humana, y me ha gustado mucho. Tal vez peca un poco de maniqueísmo (los pobres muy buenos y solícitos, los ricos muy malos y egoístas), pero es tolerable. Esta segunda parte vuelve a estar contada en primera persona por la protagonista, y ves su lucha por vivir en un mundo para el que no está preparada, pues siempre ha dependido de otras personas para vivir. Y la ves evolucionar como persona, madurar, crecer emocionalmente, encontrarse a sí misma y descubrir el poder del amor gracias a su hija.

Y así, sin darte cuenta, llegas a la tercera parte, donde ambos mundos vuelven a unirse, pues la protagonista, tal y como decía en el prólogo, necesita saber quién es el padre de su hija, y poner fin a las amenazas que comenzó a recibir cuando se quedó embarazada.

Y todas las piezas empiezan a colocarse en su sitio (aunque alguna era fácil de intuir), comparas la vida que tenía la protagonista al principio y al final, y comprendes que ese dicho “No hay mal que por bien no venga” le viene a esta novela como un guante.


Recomendación final

Los colores de una vida gris es una novela muy fácil de leer, la historia engancha y, aunque al principio te cueste empatizar con los personajes, después quieres saber más y no puedes parar de leer.

Tal vez la novela necesitaría una revisión, porque para mí sobran páginas, pero es una historia que he disfrutado mucho y que sin duda recomiendo. Además, cuesta sólo 98 céntimos, ni lo que vale un café.


Valoración:

7,5/10 
 
“Hay personas que de sus riquezas
no tienen más que el miedo a perderlas”.
Rivarol

11 comentarios:

  1. Veo mucha unanimidad en cuanto a opiniones respecto a la novela, yo tengo la mía escrita hace semanas y veo que todos nos hemos quedado con sensaciones muy muy parecidas, sobre todo en la sensación final y lo difícil que se hace el inicio.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sí, todos tenemos sensaciones parecidas. A mí me dio mucho que pensar, la verdad...
    Gracias por participar!!!
    Un beso (y otro para tu rodilla!)

    ResponderEliminar
  3. En general todos hemos disfrutado con ella.

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya la tengo en el kindle! Me la compré este finde y le tengo muchas ganas porque muchos lectores ya me han avisado sobre lo bien que escribe Pilar. La leo y comentamos. Besotes!!

    ResponderEliminar
  5. Parece que todas las opiniones van por el mismo camino, sobre todo en cuanto a la identificación y empatización con los personajes al ser de un estatus social alto. Me la leeré este verano. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues oye, te agradezco el aviso del glosario, que a mi a veces también me cuesta un poco ir situándome en el quién es quién... Posiblemente lea este libro este verano, que creo que lo voy a dedicar a esas lecturas que siempre voy dejando...

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Paso por encima Teresa, que la tengo pendiente. esta y la de Mónica las quiero leer ahora en verano, aunque ahora voy a un ritmo algo lento. Me alegro de que te haya gustado, un besote!

    ResponderEliminar
  8. Coincido con tu reseña, como en general lo hacemos todos. Gracias por participar en la lectura conjunta.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Desde luego que quien no lee, con esos precios, es porque no quiere.

    Me gustan esas novelas en las que tenemos un montón de piezas que no sabemos que hacer con ellas y poco a poco cada una va ocupando su lugar. Besos.

    ResponderEliminar
  10. Veo que está gustando mucho, y como no dudo de lo bien que escribe Pilar, pues anotadito que lo tengo. 1beso!

    ResponderEliminar
  11. Una novela que me gustó. Aunque prefiero sus relatos anteriores

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...