viernes, 18 de abril de 2014

Zona prohibida, de David Cirici



Título: Zona prohibida
Autor: David Cirici
Traducción: Teresa Broseta Fandos
Nacionalidad: España
Editorial: Algar, 2014
296 páginas
Tapa blanda
Precio: 9,95 euros
ebook: No disponible



Argumento

En un mundo desolado donde la violencia es la forma de vida, los jóvenes son protegidos en refugios alejados del mundo exterior. Sin embargo, Daia, que desde pequeña ha recibido una excelente formación intelectual, está convencida de que un mundo mejor está a la vuelta de la esquina. Después de quince años en una escuela automatizada con hologramas como profesores y sin contacto con ningún adulto, un terrible suceso empuja a Daia y a su hermana gemela a enfrentarse a un entorno hostil donde nada es lo que parece. Tendrán que luchar con todas sus fuerzas para sobrevivir confiando en que pueden esperar algo mejor de la humanidad.

   
Mi opinión

Zona prohibida es la primera novela de una serie distópica juvenil, la cual ha ganado el Premio R. Muntaner de Literatura Juvenil. Escrita en 2013 y publicada originalmente en catalán, este año ha visto la luz en castellano.

Zona prohibida está escrita en primera persona por Daia, una chica de 15 años que ve, junto a su hermana gemela Inge y el resto de sus compañeras de “escuela”, cómo su vida cambia por completo cuando la escuela en la que viven desde pequeñas, y en la que no hay ningún adulto, se inunda, y deben salir al exterior, donde no encontrarán lo que esperaban, si no que se verán sumergidas en un mundo hostil, donde Inge es secuestrada. A partir de ese momento, Daia luchará por sobrevivir en ese mundo tan distinto al conocido hasta entonces, y por encontrar a su hermana y volver a reunirse con ella.

Vamos conociendo ese mundo formado por las Cinco Comunidades, donde solo hay jóvenes, en donde cada una realiza una función distinta, que no tienen relación entre ellas y que son dirigidas por adultos.

A la vez que Daia, vamos viendo los entresijos de ese nuevo mundo, y asistiremos, junto a ella, a la guerra que se produce entre los que están dentro de estas comunidades y los que están fuera, mientras Daia busca a su hermana y trata de hallar respuestas en ese mundo con tantas incógnitas, medidas impuestas y muy pocas explicaciones.

En la novela también hay lugar para el amor. Me ha parecido un poco precipitado, pero creo que en el próximo libro puede dar más juego.

Zona prohibida tiene un ritmo ágil y fluido, que se debe a los diálogos, y a que la narración es en presente, lo cual le da inmediatez a las acciones. 


Me ha gustado la historia (aunque creo que el argumento podría haber dado para más), antes de darme cuenta ya me había terminado la novela. El final queda abierto, habrá una segunda parte (no sé si más), en la que se resolverá lo que pasará con los protagonistas, y la verdad es que tengo curiosidad por saber lo que les depara el futuro.


Valoración:
7/10

Si quieres conocer más novedades de 2014 pincha aquí

jueves, 17 de abril de 2014

Resumen de marzo


Mi mes de marzo en cuanto a lecturas, ha sido buenísimo. Todas me han encantado. Han sido las siguientes:

1. Las amigas de ojos oscuros, de Judith Lennox. Lo gané en el sorteo que organizó Laky por el mes de la familia, y la historia de estas amigas me atrapó casi desde el primer momento.

2. Crónica de una muerte anunciada. Adelanté esta lectura por la semana de Gabo que organizaron Rustis y Mustis, y fue una manera muy buena de estrenarme con Gabriel García Márquez.

3. Gestión del tiempo: En busca de la eficacia, de Guillermo Ballenato Prieto. Lo vi en la biblioteca de Móstoles, y no pude evitar cogerlo, uno de mis propósitos de este año es aprovechar mejor el tiempo (bonita forma de decir: No perder el tiempo), y tiene algunos consejos útiles, lo difícil es llevarlos a la práctica y ser constante, aunque estoy intentándolo y, de momento, creo que lo voy consiguiendo.

4. La tristeza del samurái, de Víctor del Árbol. Participé en la lectura simultánea en Twitter organizada por Laky, y disfruté mucho de esta novela negra, dura y que deja un poso de tristeza, nostalgia o un no sé qué, que es difícil de olvidar. Pronto os traeré la reseña.

5. Festín de cuervos, de George R. R. Martin. La cuarta novela de la serie Canción de hielo y fuego. Me gustó, adentrarte en el universo creado por Martin siempre es un placer, aunque esperaba más, he de reconocerlo (aunque el final te deja con ganas de comenzar de inmediato el siguiente libro). Me da pereza hacer la reseña sin haber hecho la de los tres libros anteriores, así que os dejo aquí la de Carax, resume a la perfección la novela, y estoy totalmente de acuerdo con su opinión.

5.5. Consummatum est, de César Pérez Gellida. Lo empecé a finales de marzo y lo terminé a principios de abril, así que pertenece al mes en el que estamos, pero no me he podido resistir a meterlo en este resumen. El cierre de la trilogía Versos, canciones y trocitos de carne no podría haber sido mejor, me ha encantado. (Y aprovecho para recordar, por si hay algún despistadillo, que sorteo un ejemplar dedicado por el autor, solo hay que pichar aquí y seguirme a mí y a Pedro El búho entre libros).

Y abril (aunque ya estemos casi a finales), se presenta muy interesante con el Sant Jordi bloguero (mi paquete ya está camino del norte y espero ansiosa la llegada del mío), y con la lectura conjunta de La princesa prometida.


Y vuestro mes, ¿qué tal ha ido? 

viernes, 11 de abril de 2014

Lectura conjunta La princesa prometida


Un día, hablando de libros, Meg y yo comentamos que no habíamos leído La princesa prometida, y que nos apetecía hacerlo. Más tarde, Meg me dijo que si lo leíamos juntas, como habíamos hecho con El diario de Noah. Y por supuesto, dije que sí. Y trajimos al lado oscuro a Isi, quien ya se lo ha leído, pero va a releerlo con nosotras. 

Así que si quieres unirte a nosotras, ya sabes, solo tienes que hacerte con el libro (yo me he decidido por la edición del año pasado de Martínez Roca, es preciosa), y empezar a leerlo con nosotras el 24 de abril. Lo iremos comentando por Twitter con el hastag #LCPrincesaPrometida.

¿Las razones por las que debes leerlo? Pues pásate por el blog de Isi, pinchando aquí, y entenderás los motivos. Y para animaros, mirad el banner tan chulo que ha hecho Isi, aunque, eso sí, mi futuro libro es más bonito ;)


¿Quién se anima?

De momento somos:
Isi (@IsiOrejas)
Cova
TresCatorce (@314dreams)
Cartafol (@OmeuCartafol)
Cristina Roes(@Cristina_Roes)
Lourdes (@despiertalibros)
Dácil
Mariuca
Mónica (@MnicaSerendipia)
Yo, Teresa (@leyendoenelbus)

(Iré actualizando a los participantes, espero no dejarme a ninguno. De alguno no me sé su Twitter, decidmelo en un comentario y os enlazo).

martes, 8 de abril de 2014

Consummatum est, de César Pérez Gellida




Título: Consummatum est.
Nacionalidad: España.
680 páginas.
Tapa blanda.
Precio: 19 euros.
ebook: 8,54 €.




 Argumento (parte de la contraportada) 

En Consummatum est el lector asistirá al ansiado desenlace de una trilogía —Versos, Canciones y troci­tos de carne— que ha robado el sueño a quienes leye­ron Memento mori y continuaron recorriendo los la­berintos de la mente criminal con Dies irae. El singular y novedoso estilo narrativo de Pérez Gellida promete no dejar a nadie indiferente en este magistral e im­previsible acto final.


Mi opinión

Aviso por si hay algún despistado que aún no lo sepa: Consummatum est es la tercera parte de la trilogía Versos, canciones y trocitos de carne. Pero tranquilos, no voy a desvelar nada ni de Memento mori ni de Dies irae, las dos novelas anteriores. 

Ayer publicaba la crónica del encuentro con César Pérez Gellida. En aquel momento estaba leyendo Festín de cuervos, de George R. R. Martin, e iba a esperar al 7 de abril para participar en la lectura simultánea que organizaban en Momentos de silencio compartido. Pero Consummatum est me miraba desde la estantería, y no pude resistirme a leerlo en cuanto terminé Festín de cuervos

En Memento mori, César nos presentó a unos personajes que me conquistaron. En Dies irae, continuó el juego del gato y el ratón, nos adentró en el pasado de uno de los personajes, situando parte de la acción en la guerra de los Balcanes, y sorprendió con un impactante final que desencajó la mandíbula a más de uno. Y por fin (tras una corta espera, todo hay que decirlo), tenemos en nuestras manos la ansiada y última parte de esta trilogía con tan curioso y a la vez acertado título: Versos, canciones y trocitos de carne.

César nos contó en el encuentro bloguero que los dos primeros tercios de Consummatum est son un thriller, y el último tercio, un thriller psicológico. Y tiene toda la razón.

En Consummatum est contemplamos la evolución de los personajes (y la introducción de algunos nuevos que dan mucho juego), y cómo el cerco se va estrechando, aunque no estás muy seguro de si es sobre el ratón o sobre el gato.

La novela empieza bien, muy bien, y cada vez va a más. Es una lectura que te absorbe, con unos personajes muy bien construidos (ya desde Memento mori), un estilo muy definido y cuidado, y unos diálogos ágiles y mordaces. Y entonces llegas a la recta final de Consummatum est, ese último tercio de la novela, y ya sí que no puedes parar de leer. 

Y el final (sin desvelar nada, por supuesto) no es uno de esos impactantes finales que se sacan un as de la manga engañando al lector y dejándolo un tanto decepcionionado por lo inverosímil que es. No: Consummatum est tiene un GRAN final, coherente con todo lo narrado hasta el momento y, sobre todo, con los personajes. Vamos, que no sé si Consummatum est es perfecta, pero si no lo es, se le asemeja mucho.



Recomendación final

En resumen: Consummatum est es brutal, adictiva, brillante. Con Consummatum est, César Pérez Gellida ha puesto el broche de oro a una trilogía de lujo que no te puedes perder.

* Muchas gracias a Suma de letras por facilitarme el ejemplar para su lectura y reseña, y a César por la dedicatoria que nos hizo a mi padre y a mí, y por esos agradecimientos finales en los que aparecemos muchos lectores suyos, me hizo muchísima ilusión encontrarme entre ellos. 

** Os recuerdo que en el blog tengo un sorteo activo de Consummatum est, dedicado por César Pérez Gellida. ¿Te lo vas a perder?
 
Valoración:

10/10
“Todo concluye, pero nada perece”
Séneca


    ebook                    Tapa blanda

Si quieres conocer más novedades de 2014 pincha aquí

lunes, 7 de abril de 2014

Encuentro bloguero con César Pérez Gellida

El jueves 20 de marzo tuve la gran suerte de poder participar en un encuentro con César Pérez Gellida y otros blogueros, a quienes (menos a Ismael, del blog Cajón de historias), ya conocía no solo virtualmente, si no que ya habíamos coincidido en otras presentaciones: Concha y Bea, del blog De lector a lector, Manuela de Entre mis libros y yo, Pedro de El búho entre libros y María del blog De todo un poco, que fue quien organizó el encuentro. También contamos con la presencia de Pilar, Patricia y Luis, de la Editorial Suma de Letras.


El encuentro fue en la librería La Central, en Callao, un sitio en el que nunca había estado, pero que me gustó mucho: Un lugar donde puedes comprar y leer libros, mientras te tomas un café, una cerveza, o lo que te apetezca. Lo único malo de ese día fue la música. No pude localizar su procedencia, pero el volumen excesivo dificultaba en ocasiones la conversación.

Como iba diciendo, fue un encuentro muy ameno, las horas se pasaron volando, y antes de darme cuenta, ya era la hora de irse.

Yo fui con mi libreta, con algunas preguntas que quería hacerle a César, dispuesta a tomar notas. Y luego solo apunté palabras sueltas, porque al final fue más una charla entre amigos que otra cosa.

Hablamos de tantas cosas... que me resulta difícil condensarlas en una entrada.

De lo primero que nos habló César fue de la portada, con esa cajita de música que sale desde el primer libro, y que en Consummatum est tiene cierta importancia. La fotografía es de su amigo Carlos de Francisco. En cuanto a lo que nos podemos encontrar en su interior, nos contó que los dos primeros tercios de la novela son un thriller de acción, y la evolución/desenlace de Dies irae, mientras que el último tercio es un thriller psicológico, con una atmósfera agobiante.

30 meses le ha llevado a César escribir la trilogía de Versos, Canciones y trocitos de carne, los seis primeros trabajando y robando tiempo al sueño, y el resto, a tiempo completo.

Nos confesó que, al contrario que otros escritores, él no tiene un guión prestablecido en el que sabe todo lo que va a pasar, si no que se deja llevar por los personajes, y que precisamente eso es lo que más le ha costado: la creación de los personas. Que el personaje de Augusto Ledesma fue el más fácil, pues consultó con un especialista sobre los sociópatas, y estos siempre van directos de A a B, pase lo que pase. En cambio, el más complicado fue Sancho, pues a lo largo de la trilogía sufre una evolución, y el Sancho de Memento mori no podía ser el mismo que el de Consummatum est.

También estuvimos hablando de la guerra de los Balcanes, de literatura (y de esos libros con final "trampa", con demasiadas vueltas de tuerca y que se sacan un as de la manga para hacer un final impactante pero incoherente), de música (y cómo "busca" en su memoria discográfica la canción perfecta para el capítulo o la escena que acaba de escribir), de sus magníficos prologistas y en especial de Lorenzo Silva, que es quien escribe el prólogo de Consummatum est, de refranes y de secadores. ¿De secadores? Sí, de secadores. Alguien le preguntó por ellos, y resulta que César tiene una pequeña manía a la hora de escribir: para desconectar del ruido y poder concentrarse, un día utilizó un secador, y ese ruido uniforme le ayudó. Así que siempre usa uno (con aire frío en verano y caliente en invierno), y tiene unos cuantos de reserva en su casa. 

En Consummatum est hay un personaje que, entre otras cosas, lo que más echa de menos de su ex pareja es ese ritual en el que él le secaba el pelo a ella, porque su novia odiaba los secadores. Esta escena me ha sacado una gran sonrisa, con ese guiño a su proceso de escribir.

Y hablando de guiños, hablamos de la posibilidad de que se hiciese una película de la trilogía. Y si es así, veríamos en la gran pantalla a César, porque, al igual que Hitckok, en las tres novelas César hace un cameo (en Consummatum est ni los más despitados podrán pasarlo por alto).

También nos habló de su siguiente proyecto, el cual espero que no tarde mucho en publicarse porque, tras terminar este fin de semana Consummatum est, estoy con mono de la prosa de César Pérez Gellida.


Muchas gracias a todos por la fantástica tarde que pasamos. Si queréis leer la crónica de los demás, id pinchando en los enlaces que os dejo debajo:

Ismael (no ha publicado la crónica, pero el protagonista de abril es César Pérez Gellida)

Mañana os traigo la reseña, de verdad que es magnífica, un cierre brillante para la trilogía.

PD. Os recuerdo que en el blog tengo activo el sorteo de un ejemplar dedicado de Consummatum est. Si quieres que sea tuyo, pincha aquí y lee las bases :)